Acerca de...

POR Generado por el sistema 16/02/2016

El ideario del Instituto Adventista de Mar del Plata está basado en una concepción del hombre y del mundo según principios emanados de las Sagradas Escrituras. Considera a Dios como fuente de todo valor y verdad y cree que es necesaria una estrecha relación entre el hombre y Dios.

La comunidad educativa del Instituto Adventista Mar del Plata:

1. Percibe a la persona como un ser único, creado por Dios a su imagen y semejanza: varón y mujer los creó. La imagen y semejanza de Dios es lo que diferencia al ser humano del mundo animal. Dios puso al hombre como señor y gobernante de la tierra. Lo dotó de capacidades (físicas, mentales y espirituales) y atributos semejantes a los suyos. Le concedió idoneidad semejante a la del Creador: la individualidad y la capacidad de pensar y hacer. Creó un ser libre, con capacidad de escoger a fin de encauzar sus deberes y sus derechos en las diferentes circunstancias de la vida, reconociendo su responsabilidad con su prójimo.

Su destino era alcanzar la mejor expresión de la imagen de Dios: Amar a Dios con todo su corazón, su alma y su mente y amar a los demás como a sí mismo.

El hombre en uso de su libertad transgredió los principios de la vida dispuestos por Dios. Caído en pecado, necesita de la redención por medio de Jesucristo. En esta condición requiere una educación recuperadora que abarque todos los aspectos de la persona: mental, físico, espiritual y social, con el propósito de lograr el perfeccionamiento de su carácter.

2. Considera que las diferentes áreas del conocimiento y de las enseñanzas divinas constituyen una unidad inseparable a la cual se accede por las Sagradas Escrituras reveladas al hombre y por la ciencia, como un ámbito abierto por Dios a la investigación humana. Esta unidad contiene los principios y las normas de conducta que posibilitan una vida plena.

3. Reconoce que Dios instituyó el matrimonio como un pacto sagrado que debe permanecer exclusivo entre el hombre y la mujer mientras ambos vivieren para compartir toda su vida y las responsabilidades de la familia. Cree que la familia, formada por un RESPONSABLE PARENTAL 1 y un RESPONSABLE PARENTAL 2 es el agente natural y principal de la educación del niño y del adolescente.

4. Enseña al educando el cuidado y el respeto por los bienes y recursos de las bellezas naturales creadas por Dios a fin de evitar su deterioro y degradación.

5. Fomenta en los alumnos el desarrollo de los valores religiosos, morales y estéticos, a fin de proyectarlos en la sociedad a la cual pertenecen y prepararlos para la vida eterna.

6. Forma al educando para que acceda al servicio como un estilo de vida, sea sensible a las necesidades de sus semejantes tanto en el ámbito de su familia como de la sociedad, proporcionándole recursos que lo habiliten como persona dotada de intelecto, cuerpo y espíritu.

7. Provee las herramientas necesarias para vivir con principios estables en una sociedad cambiante.

8. Inculca en el educando el respeto a los símbolos nacionales y provinciales, a los próceres, a la patria, a las instituciones de la república y a sus autoridades como meta fundamental de un ciudadano cristiano y argentino.


Sea el primero en comentar

Comentar:

Por favor, el asunto del comentario debe ser relevante al tema del artículo. No use este espacio para hacer propaganda. Su comentario será enviado a un administrador del sitio para moderación.